sábado, 16 de febrero de 2013

ORINOCO, IRÓNICO Y ONÍRICO / Régulo Pérez




REGULO PEREZ nació en Caicara del Orinoco en 1929. Pintor y dibujante, la obra de este artista está dominada por un agudo sentido de crítica social y una profunda necesidad de comunica­ción. "Al visualizar los contenidos de un tiempo y un país, Régulo se convierte en un extraordinario comunicador, y su pintura que­da dominada (y engrandecida) por esta función", ha dicho Roberto Guevara. Régulo colabora desde muy joven en innumerables pu­blicaciones, como ilustrador y caricaturista, desde "Fantoches" y "El Morrocoy Azul" en los años 40 y 50, hasta "El Sádico Ilustrado" en los 80. Actualmente se mantiene como caricatu­rista permanente del diario "Ultimas Noticias". Fue activador y participante de movimientos fundamentales del arte venezolano como El taller libre de arte (1948-51) y El pez dorado (1965-67). Recibió el Premio Nacional de Dibujo (1960), el Premio Nacional de Pintura (1967). Entre 1987-89 fue Presidente de la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos.
Los años vividos en Caicara del Orinoco marcaron de modo de­finitivo el temperamento del artista, como posteriormente lo evidencia gran parte de su obra pictórica. En Orinoco, irónico y onírico, Régulo cuenta sus vivencias en Caicara con extraordi­naria gracia y sentido del humor. De niño, Régulo paseaba con su padre a orillas del río Orinoco, viendo al atardecer las im­presionantes puestas de sol y grabando, con un palo sobre la arena, insólitos grafismos. El mundo selvático lo impresionó profundamente: desde las interminables proyecciones de las pe­lículas de Frizt Lang en plena selva, hasta las insólitas apari­ciones de figuras, fantasmas o animales como la de un burro incendiado que, semejante a la jirafa de Dalí, escapó corriendo enloquecido por las calles del pueblo, perseguido por todas las gentes para apagarlo. Todo esto y mucho más podrá leerse en este fantástico libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada