sábado, 18 de mayo de 2013

“LA HISTÓRICA MUDANZA: De Santo Tome de Guayana, a Nueva Guayana Angostura del Orinoco (1595-1762/1764)”.







Homenaje 250 años de Ciudad Bolívar 1762/64-2014

Autora: Hildelisa Cabello Requena (Lic. En Historia. Invitada por la Academia Nacional de la Historia y la cooperación institucional de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), realizó la obra: Historia Regional del Estado Bolívar (1997). Entre 1983 y 2007, prestó servicios en la CVG. En este organismo se desempeñó como Jefa de la Coordinación de Educación; Jefa del Departamento de Cultura y Comunicación, egresando jubilada como Gerente Fundadora del Archivo Central CVG.  Sus servicios en la administración pública nacional y en el campo de la investigación histórica regional, han sido reconocidos con la Orden Mérito en el Trabajo, en su segunda Clase; Orden Municipal General Manuel Piar, que otorga el Municipio Caroní del estado Bolívar, entre otros reconocimientos a su larga y fructífera labor en el campo educativo y cultural regional de Guayana)

Temática de la obra
Se ofrece una documentada síntesis histórica sobre el periodo que se circunscribe entre la fundación de Santo Tomé de Guayana, -el 21 de diciembre de 1595-, la Instrucción Real del 5 de junio de 1762, que  ordenó mudar esa ciudad al sitio de Angostura, hoy Ciudad Bolívar,  hasta la concreción de la mudanza ocurrida dos años después, es decir en 1764, hoy hace 249 años.

La unicidad del hecho fundacional
La autora argumenta sobre la unicidad jurídica, política e histórica del hecho fundacional de la ciudad de Santo Tomé de Guayana, ocurrida el 21 de diciembre de 1595. Demuestra con base en el análisis de la rígida  legislación española que orientó el proceso de fundación de ciudades en Hispanoamérica, que la ciudad de Santo Tomé de Guayana, no fue varias veces fundada, como señala la historiografía regional.  Demuestra la unicidad jurídica y la jerarquía política de la antigua capital, no obstante, los frecuentes desplazamientos que experimentó entre 1595 y 1764; privilegios que conservó hasta el final del período colonial y luego heredó Ciudad Bolívar, hasta nuestros días.

La Real Instrucción del 5 de junio de 1762.
La autora llama la atención del lector sobre la Instrucción Real del 5 de junio de 1762, que ordenó mudar la ciudad; la que destaca no solo por su naturaleza y trascendencia en el marco de las actuaciones que hicieron posible transformar a Angostura en el centro y eje del poder civil, político y militar en Guayana después de la segunda mitad del siglo XVIII; sino también, por su importancia para estudiar y comprender el basamento jurídico-formal que dio origen a Angostura. Sugiere incluirla en la lista de efemérides regionales y fuentes de consulta obligatoria e irrebatible, para explicar las razones que obligaron a la Corona española decidir y legislar sobre el traslado de Santo Tomé de Guayana a la “Nueva Guayana, Angostura del Orinoco”, hoy Ciudad Bolívar.

La  meritoria labor de Moreno de Mendoza
En un acto de reivindicación histórica presenta, en -su criterio- una merecida semblanza de la vida y obra del gobernador Joaquín Sabás Moreno de Mendoza, primera autoridad política y militar de Angostura, en la que destaca su innegable mérito en el traslado de la población, con la cual –superando enormes sacrificios- logró echar los cimientos de Angostura, dos años después de su  designación como jefe de la Comandancia Separada de Guayana.

El fortín de San Gabriel. Día de la ciudad
De la obra material del gobernador  Moreno de Mendoza, -para la autora-, es  obligatoria la referencia en relación a la construcción del Fortín de San Gabriel. Primer edificio público construido en la nueva ciudad, cuya fecha de  inauguración, ocurrida el 22 de mayo de 1764, trascendió a nuestros días, al ser adoptado simbólicamente, por los angostureños o bolivarenses para conmemorar cada año el “Día de la Ciudad”.

Metodología
La información se examinó siguiendo un orden cronológico de los hechos históricos, a fin de facilitar, no solo su lectura y comprensión; sino también, pueda ser utilizada como material didáctico  de consulta complementaria, tanto para el estudio y la enseñanza, como para la difusión del conocimiento  sobre el período colonial en Guayana. La misma se presenta en cuatro capítulos; en cada uno de los cuales, el lector encontrará una interesante información cartográfica (mapas y planos).    Este trabajo ha sido escrito con sencillez para un público común. Se  analizaron objetivamente, las más importantes fuentes publicadas, documentales, bibliográficas y cartográficas, que tratan sobre esta etapa del pasado guayanés. 

Llamado a las autoridades educativas
Entre las motivaciones para la realización de este estudio, -señala- entre otras razones: el clamor permanente de maestros, docentes, público común, sobre la carencia y  las dificultades  que padecen día a día, para acceder o adquirir material referencial: libros, revistas, documentos, sobre el pasado histórico regional. Por ello recomienda sea reconocida oficialmente como obra de consulta para docentes y estudiantes, en todos los niveles de la enseñanza de la historia local y regional, en nuestro estado Bolívar.

Una obra pedagógica
Esta obra, -según su autora-, cumple con los requisitos académicos para ser utilizada como recurso pedagógico, tal y como es corroborado por los especialista que reseñan las características de este trabajo. La doctora Edda Samudio, asesora principal de esta investigación, profesora titular de la Escuela de Historia de la Universidad de Los Andes y Doctora Honoris Causa en Historia de esa misma Universidad, comenta: “Para la realización de esta obra -Hildelisa Cabello Requena- realizó una profunda revisión de las fuentes documentales y bibliográficas que hacen de este trabajo una referencia útil para el estudio y formación del  conocimiento científico relacionado con el interesante proceso colonial de la extensa región guayanesa”. Por su parte, el doctor Oswaldo De Sola, historiador, escritor  y Presidente del Museo Histórico de Guayana,  expresar: “La profunda y bien documentada interpretación histórica contenida en la obra: La Histórica Mudanza: de Santo Tomé a Nueva Guayana, Angostura del Orinoco, 1595-1762/1764” realizada por la distinguida historiadora, Hildelisa Cabello Requena, con clarísima dicción ha puesto, por decirlo de manera coloquial, los puntos sobre las íes”.

Compensar el esfuerzo
El esfuerzo  realizado en la realización de esta obra, solo será compensado en la medida en que los resultados que se presentan, despierten el interés y curiosidad del lector por estudiar y profundizar en la interesante estructuración histórico-social de la Guayana colonial; muy particularmente, entre la población joven.

Programa de presentación
La presentación oficial de esta obra se realizara el 22 de mayo, en las instalaciones del Museo Histórico de Guayana, en Ciudad Bolívar, a las 5 de la tarde. El doctor Oswaldo De Sola, es el invitado por Hildelisa Cabello para presentar y bautizar esta obra. Posteriormente será presentada en Upata y Ciudad Guayana. 

sábado, 20 de abril de 2013

RIGOBERTO LANZ / Cuando todo se derrumba



Este libro se pretende en el centro de la historia. La misma historia que
ha sido tan ruidosamente "finalizada" por los apologistas de la nada.
Presentamos un texto de combate cuando parece haber cesado todoaliento de lucha. El lector encontrará una entusiasta invitación al diálogo
en momentos en que el solipsismo posmoderno hace estragos. Quiere ser
una apelación sin ambigüedades al rigor teórico, la seriedad intelectual,al compromiso ético; criterios éstos que irritan al opertunismo reinante,la incultura radical del discurso oficial y la casi nula voluntad paracontestar la dominación y sus miserias.Cuando todo se derrumba es una obra sin complacencias. Atento a los
borrosos tiempos que corren pero sin sucumbir ante la banalidad de la
atmósfera dominante. En fin, quiere testimoniar la nada inocentedisposición —teórica y existencial
de contribuir al sueño de una sociedad emancipada Sobre todo hoy,cuando la lógica de la dominación se revitaliza con la debacle delsocialismo burocrático. Vale la pena compartir lá aventura de inventar la
utopía... preéisamente allí donde ya no queda ninguna esperanza.

Américo Fernández bautiza  el libro "Cuando todo se derrumba" del filósofo y sociólogo Rigoberto Lanz.  A su lado su pisano upatense doctor Omar Duque.

Falleció Rigoberto Lanz, promotor de la investigación posmoderna en Venezuela

Rigoberto Lanz / Foto: Manuel Sardá
Rigoberto Lanz / Foto: Manuel Sardá
El sociólogo y profesor deja un legado de obras y publicaciones enmarcadas en la sociedad venezolana y en los últimos años el movimiento bolivariano
El sociólogo, profesor e investigador, Rigoberto Lanz, falleció la madrugada de este martes después de padecer una larga enfermedad que no mermó su deseo de continuar trabajando, al contrario quedaron obras inéditas por publicar.
El también columnista del diario El Nacional nació en 1945, egresó de la Universidad Central de Venezuela y se desempeñó en esa casa de estudios como profesor e investigador de postgrado. Realizó su Doctorado en la Universidad de La Sorbona, en París.
Es el fundador de la revista Relea (Revista Latinoamericana de Estudios Avanzados) y publicó varias obras durante su carrera como:El discurso postmodernoCrítica de la razón escépticaEl malestar de la políticaLa deriva postmoderna del sujeto¿Fin del sujeto? y uno de sus últimos textos, Las palabras no son neutras.
El periodista e historiador, Yahvé Álvarez, encargado del departamento de Investigación de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, destaca a Lanz como promotor de la línea posmoderna del país.
"El mundo intelectual lamenta la pérdida, debemos continuar con el legado siguiendo las investigaciones y en las publicaciones inéditas que quedaron", precisó.
Los restos del profesor Rigoberto Lanz serán cremados. 




sábado, 16 de febrero de 2013

ORINOCO, IRÓNICO Y ONÍRICO / Régulo Pérez




REGULO PEREZ nació en Caicara del Orinoco en 1929. Pintor y dibujante, la obra de este artista está dominada por un agudo sentido de crítica social y una profunda necesidad de comunica­ción. "Al visualizar los contenidos de un tiempo y un país, Régulo se convierte en un extraordinario comunicador, y su pintura que­da dominada (y engrandecida) por esta función", ha dicho Roberto Guevara. Régulo colabora desde muy joven en innumerables pu­blicaciones, como ilustrador y caricaturista, desde "Fantoches" y "El Morrocoy Azul" en los años 40 y 50, hasta "El Sádico Ilustrado" en los 80. Actualmente se mantiene como caricatu­rista permanente del diario "Ultimas Noticias". Fue activador y participante de movimientos fundamentales del arte venezolano como El taller libre de arte (1948-51) y El pez dorado (1965-67). Recibió el Premio Nacional de Dibujo (1960), el Premio Nacional de Pintura (1967). Entre 1987-89 fue Presidente de la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos.
Los años vividos en Caicara del Orinoco marcaron de modo de­finitivo el temperamento del artista, como posteriormente lo evidencia gran parte de su obra pictórica. En Orinoco, irónico y onírico, Régulo cuenta sus vivencias en Caicara con extraordi­naria gracia y sentido del humor. De niño, Régulo paseaba con su padre a orillas del río Orinoco, viendo al atardecer las im­presionantes puestas de sol y grabando, con un palo sobre la arena, insólitos grafismos. El mundo selvático lo impresionó profundamente: desde las interminables proyecciones de las pe­lículas de Frizt Lang en plena selva, hasta las insólitas apari­ciones de figuras, fantasmas o animales como la de un burro incendiado que, semejante a la jirafa de Dalí, escapó corriendo enloquecido por las calles del pueblo, perseguido por todas las gentes para apagarlo. Todo esto y mucho más podrá leerse en este fantástico libro.

domingo, 10 de febrero de 2013

LA CASA EN LLAMAS / Milagros Mata Gil




Con La casa en llamas, Milagros Mata Gil, caraqueña, nacida en 1951, pero hondamente enraizada en la vida del sureste del país, obtuvo el premio de narrativa (1987) que otorga FUNDARTE. 
La casa en llamas es sin duda una novela que encantará al lector desde su primera página por la forma directa, precisa y segura con la cual la autora nos cuenta su anécdota; y es esto. sin duda, lo que aprecian los lectores de ficción. Quien tome este libro en sus manos disfrutará de una novela escrita con maestría ya que las palabras fluyen con certeza y la pluma de su autora recorre serenamente la página en blanco para conformar una vigorosa escritura. Gracias a ella, Milagros Mata Gil logra comunicarnos con veracidad la apasionada historia de La casa en llamas, grata de seguir tanto por los modos de su concepción como por la manera de construir esta evocación. La casa en llamas da cuenta de una historia vista con ojos de mujer: la peripecia del vivir de una criatura que fue hija "del miedo y la impostura". Tal relación no podía preservarse sino en el espacio de la fábula narrativa la cual es la única que nos permite retener las resonancias de la memoria. Y ello es así pues sólo mediante el exorcismo verbal, que posibilita la literatura, podemos. como se lee en La casa en llamas. desnudarnos, ocultarnos, enmascararnos.  Milagro Mata Gil es Profesora egresada del Instituto Pedagógico (1972). Ha ejercido durante largo tiempo el periodismo, labor que la  ha vinculado al diario "Antorcha" de El Tigre, Estado Anzóategui. Ha cultivado, además de la narrativa,            el ensayo y la investigación reconocimientos literarios, entre literaria. Ha merecido diversos premios, entre ellos, los premios "Fernando  Pessoa" (1986), Casa de la Cultura de Maracay (1986), "Cuento Juan         , Rulfo" (1988), el Internacional Novedades-Diana, México (1988) y , "Planeta" (1989) por su novela Memorias de una antigua primavera. Ha publicado Estación y otros relatos (1986). La casa en llamas es su primera novela.
1


viernes, 1 de febrero de 2013

VENTANA AL SOL / Iris Aristeguieta




“VENTANA AL SOL”
Iris Aristeguieta, nombre que se remonta a un pasado culturalmente denso, de severa re­ligiosidad, está aquí de vuelta con nosotros, retornando de la aventura más allá del Río, y nos ha traído con la serenidad que insufla el tiempo y la fructificación, este tercer libro de las vivencias más profundas de su ser ontológi­co.
Libro afiliado a la poesía como su pintu­ra, que busca en el encuentro con cada ama­necer la pasión de la luz que se cuela por los intersticios del alma de una sociedad imprede­cible.
Es el tercer libro de un largo camino que ya cuenta decenios, camino de polvo o lluvia que ha soportado grandes tributos y resistido enrevesados y atronadores raudales. En el que se decanta el tiempo de la mujer que ha queri­do vivir muchas veces de rodillas en los altares invocando lo que está más allá del ingenio fi­losófico y otras veces de pie como profana de los atrios donde se duda antes de intentar pe­netrar los insoldables misterios de Dios.
Es el tercer libro de la mujer que invoca la luz en la torre más alta y sólo acepta la ab­surdidad si ésta contiene respuestas luminosas. Mujer tal vez con alguna penumbra en su existencia que la ata en medio de sus ansias por una libertad más pura y sin fronteras.
Y hay en ese libro un hijo que debe re­sumir todos sus hijos o los hijos de la humani­dad entera porque cuando falta es como si el mundo quedara desolado y nunca los desam­para y con ellos cabalga sobre el potro del amor y también sobre el potro de la ira cuan­do los caminos son polvorientos y conducen a una bucólica opulencia que agoniza entre en­gaños y escombros. Entonces emergen como panes sembrados en la tierra los niños maci­lentos que le suscitan la pregunta sin respues­ta, donde está Dios o los guerreros o los caba­llos que atraviesan sin freno las montañas.
La tiza del alba raya su corazón de en­fermera que como la bella y hermosa Florence Nightitigale pretende impotente sanar las he­ridas de la guerra, o de esa otra guerra sin sal ni azufre que es el hambre de "los reyes del polvo y de la lluvia, de la acera solitaria o del periódico en la mano".
El amor está allí indudablemente en una de sus variadas maneras porque también nos lo hace ver en forma de chubasco azotándola en el balcón hasta el rechazo, amor que tam­bién puede eternizarse hasta el punto de obligarla a volver de rodillas tiempo después de su muerte. Hay un amor encendido en muchos de sus versos, un amor tal vez de hoguera o como canta Neruda, "de espadas y espinas abriendo en su corazón un camino quemante".
En fin, la poesía de Iris es una poesía que ha madurado su sencillez sin perder la se­renidad y el vigor del paisaje que le sirve de contexto vivencial.
Américo Fernández